Aspectos financieros importantes para discutir con su futuro cónyuge

Aspectos financieros importantes para discutir con su futuro cónyuge
Muchas personas tienden a llevar sus problemas financieros a sus futuros matrimonios una vez que deciden casarse. Seguramente una de las conversaciones más difíciles o estresantes que puede tener con su pareja es sobre su estabilidad financiera. Después de graduarse de la universidad o de obtener un título, existe una buena posibilidad de que tenga deudas por préstamos y gastos educativos. Otras deudas y gastos pasados también pueden ser un factor en su presupuesto futuro.

Con el fin de tener estabilidad financiera en su matrimonio, aquí están algunas de las conversaciones que necesitan estar en la parte superior de su lista para la discusión. En algunos casos, puede haber asuntos financieros importantes que usted y su futuro cónyuge tendrán que discutir antes de seguir adelante con su relación.

Pagar la deuda

Hablar con su futuro cónyuge sobre sus deudas juntos es el comienzo para lograr la estabilidad financiera. Algunas personas pueden tener deudas que necesitan pagar en ciertas fechas de vencimiento. Usted y su futuro cónyuge deben sentarse y hablar sobre la deuda que ambos puedan tener y encontrar una estrategia para pagarla. Un matrimonio representa una sociedad y encontrar una manera de pagar deudas pasadas siempre debe ser una prioridad. Ser capaz de tener un matrimonio libre de deudas puede llevar a niveles más bajos de estrés para algunas parejas, y un aumento en el romance!

Adquiera el Hábito de Presupuestar

Encontrar una buena oportunidad para hablar de finanzas es siempre la parte más difícil. Antes de casarse, usted y su futuro cónyuge deben hablar seriamente sobre el presupuesto. Siéntese con su futuro cónyuge y cree un presupuesto que ambos puedan seguir. Reducir ciertos gastos no críticos es siempre una buena manera de comenzar con su plan de presupuesto.

Gastar menos y ahorrar más es una buena estrategia general para mantener un matrimonio saludable y financieramente estable. Hacer un presupuesto juntos será más efectivo que tratar de producir un plan de presupuesto por su cuenta e intentar que su pareja lo siga. Tanto usted como su futuro cónyuge deben aprender a hacer un presupuesto prudente y seguir un plan financiero para lograr el éxito financiero.

Plan de Ahorro y Jubilación

Otros temas de planificación financiera que tendrá que discutir con su futuro cónyuge: ahorros y jubilación. ¿Estarán dispuestos a abrir una cuenta de ahorros conjunta o la mantendrán separada? Estas son algunas de las preguntas que deben plantearse. Algunas parejas abordan este tema específico de manera diferente; a algunas les gusta abrir una cuenta de ahorros juntas de inmediato, mientras que a otras parejas les gusta mantener sus cuentas separadas. Tener una cuenta de ahorros es una buena manera de pensar en gastos futuros, como invertir en una casa o en la educación universitaria de su futuro hijo.

¿Cuáles son sus otras metas de ahorro?

Muchas parejas abren una cuenta de ahorros temprano en su matrimonio para cubrir cualquier gasto que su futuro hijo pueda requerir. Considere la posibilidad de abrir juntos una cuenta de ahorros para invertir en su futuro fondo de jubilación. Es bueno hablar de los fondos de jubilación ahora, especialmente porque están planeando pasar el resto de su vida juntos. Los fondos de jubilación y los ahorros deben ser evaluados cuando se unen cuentas y buscan una sociedad financiera con su futuro cónyuge. Decida cuánto va a ahorrar cada mes para alcanzar estas metas. Los expertos recomiendan ahorrar el 20% de sus ingresos brutos para la jubilación, dependiendo de su edad.

Hable sobre las metas financieras de los demás

Aprender las metas financieras del otro es una buena manera de empezar a discutir asuntos financieros importantes con su futuro cónyuge. Aunque esta conversación puede ser incómoda, elegir un día en el que no haya ninguna distracción o hacer una cita para ir a algún lugar relajante para hablar de ello. La estabilidad financiera no tiene por qué ser un tema incómodo o intenso para hablar de ello. Al final del día, usted y su futuro cónyuge quieren lo mejor para el otro, y discutir estas preocupaciones y asuntos es parte de un matrimonio saludable.
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 2  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario