Cómo evitar un desastre de vestidos de novia

Cómo evitar un desastre de vestidos de novia
Comprar un vestido de novia es probablemente la parte más estresante y emocionante del proceso de planificación de la boda. Con un grupo de amigos de confianza a tu lado, puedes elegir el vestido de novia perfecto para el día más feliz de tu vida. Muchas personas sueñan con sus días de boda y quieren que sus vestidos sean perfectos, pero a veces las futuras novias cometen algunos errores que retrasan la búsqueda del vestido de novia adecuado.

Aquí hay algunos consejos útiles para ayudarle a evitar todos los giros equivocados al elegir su vestido de novia.

El tiempo es valioso, úselo con prudencia

Al buscar "el vestido", la novia tiene que asegurarse de que hay tiempo suficiente para conseguir un vestido hecho a medida (a menos que usted vaya por la ruta de segunda mano). Por lo general, el diseño y la confección de los vestidos personalizados toma hasta seis semanas. En muchos casos, la novia termina ordenando el vestido de novia y los vestidos de las damas de honor al mismo tiempo, para que todos puedan estar listos a tiempo para la ceremonia. Esperar hasta el último minuto para pedir un vestido de novia personalizado no es una buena idea.

El ordenar el vestido debe estar en la parte superior de la lista de cosas que hacer antes de la boda. La mayoría de los compromisos suelen durar hasta 12 meses, que es cuando se planifica la ceremonia. Los vestidos personalizados deben ser ordenados hasta un año antes de la boda. Es tentador empezar a comprar vestidos inmediatamente después de una propuesta, pero cuanto más rápido compres un vestido, menos posibilidades tendrás de explorar todas las demás opciones. Comprar un vestido demasiado temprano puede significar que encuentres un vestido que después decidas que no te gusta a medida que te acercas al día de la boda.

Comprar con prudencia

El hacer compras para un vestido de novia toma tiempo; el proceso no puede ser apresurado. La novia debe ser capaz de explorar las opciones y ser libre de considerar diferentes tipos de vestidos. Una cosa que usted necesita recordar al hacer compras para un vestido de novia: no se pruebe los vestidos que usted no puede permitirse. A pesar de que hay mucha emoción durante el proceso de compra de vestidos, tómese su tiempo y apéguese a su presupuesto. Muchas novias tienden a tener problemas para mantenerse dentro del presupuesto. Se sienten tan abrumados y emocionados con los diferentes vestidos y otros detalles que olvidan cuánto pueden gastar realmente.

También es una buena idea echar un vistazo a diferentes tiendas en diferentes ciudades. Usted puede tener una perspectiva más amplia sobre las diferentes ventas y precios de los vestidos en varios mercados. Si usted no está listo para hacer una compra una vez que se ha probado los vestidos, entonces probablemente no está listo para comprar vestidos. La realidad es que vas de compras con la intención de comprar un vestido y no sólo probártelo. Comprar sabiamente puede ser una tarea difícil para la mayoría de las futuras novias. Sólo recuerda, no te pruebes nada que no puedas permitirte.

Algunas novias piensan que pueden perder mucho peso en poco tiempo sin tener que ajustar el tamaño del vestido. Recuerda elegir el vestido con el que te sientas más guapa y cómoda sin tener que seguir una dieta extrema para encajar en él. Mantener una dieta estricta y saludable a lo largo de su compromiso es siempre una buena opción, especialmente cuando usted está ordenando un vestido hecho a la medida. Después de haber pasado incontables horas presupuestando y esperando el vestido adecuado, cuando finalmente lo compre, estará listo para el siguiente paso.

Por fin ha llegado el día

Finalmente, después de esperar a que termine el largo compromiso, ha llegado el gran día. El día más especial de tu vida, el día de tu boda. A lo largo del día de su boda, usted debe esforzarse por mantener su vestido limpio y perfecto.

Para evitar un desastre de vestimenta el día de tu boda, necesitas tener kits de emergencia en todos los bolsos de tus damas de honor. En caso de que algo se derrame o se rompa, un práctico kit de herramientas estará disponible para solucionar el problema. Esperemos que nada le pase al vestido el día de la boda, pero siempre es una buena idea estar preparado.

Evitar un desastre del vestido de novia puede ser un desafío, pero seguir algunos pasos simples puede ayudar. Como una novia, usted debe pensar en tomar su tiempo para elegir el vestido correcto que usted es cómodo en él. Mantener un presupuesto estricto le ayudará a tomar una decisión más rápida sobre ciertos vestidos, especialmente si están fuera de su rango de precio. Use su tiempo sabiamente cuando vaya de compras para evitar hacer todo en el último minuto y gastar más dinero del que había planeado.

Por último, cuando la compra del vestido se hace finalmente, usted debe estar listo para cualquier tipo de desastre en el día de su boda. Los kits de herramientas de emergencia deben incluir kits de costura, toallitas húmedas y Mareas para llevar. Haga que las damas de honor tengan a mano los botiquines de emergencia y manténgalos cerca durante su día especial.
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 2  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario