5 temas sexuales comunes de cada pareja casada

5 temas sexuales comunes de cada pareja casada

La fase de la luna de miel es feliz y asombrosa, llena de toneladas de sexo e intimidad. Pero también tiene una fecha de caducidad. Aunque nos encantaría pensar que nuestra vida sexual seguirá siendo caliente y pesada, la realidad es que la mayoría de las parejas casadas encontrarán problemas en su vida sexual. Desde el aburrimiento o la pereza hasta los niveles de energía que no se sincronizan, hay una serie de problemas cuando se trata de llamar a las botas. La buena noticia es que es perfectamente normal. ¿La mejor noticia? Hay una solución para lo que te aqueja. A continuación se presentan los cinco problemas sexuales más comunes que toda pareja encontrará.

1. Alguien quiere más sexo que el otro

En un mundo perfecto, tú y tu pareja querrían tener sexo al mismo tiempo, con la misma frecuencia por semana y/o mes. Sin embargo, a medida que la fase de la luna de miel se desvanece, también lo hace la necesidad de hacerlo como conejos. La persona que más quiere tener sexo puede sentirse sola y privada, mientras que la otra pareja puede no darse cuenta de que hay un problema. Comunicar sus necesidades y deseos es útil para encontrar un punto medio. Aunque programar el sexo puede no parecer sexy, encontrar un compromiso en el que se satisfagan ambas necesidades, sí lo es.

2. Crees que tienes sexo aburrido

Las parejas a menudo se meten en rutinas en el dormitorio, lo que a menudo conduce a los surcos. Esto puede resultar en una falta de afecto, juegos preliminares, experimentación, o todo lo anterior. Básicamente, ambos saben lo que funciona para el otro y lo que no, y se apegan a lo mismo de siempre. Mientras que el helado de vainilla está bien, puede ser bastante aburrido rápidamente si es todo lo que comes. No es sorprendente que no quieras volver a comer helado de vainilla, o incluso cualquier tipo de helado. ¿La solución? Discuta sus necesidades de variedad con su pareja. Prueben a experimentar con diferentes posiciones, accesorios y juguetes que los hagan sentir seguros a ambos. Haga lo contrario de la vainilla: pruebe con el chocolate. Puede que incluso te guste!

3. Piensas que tu pareja es perezosa en la cama

¿Te parece que siempre estás iniciando el sexo? ¿Esperas a que tu pareja lo inicie? ¿O encuentras que tu pareja no está tan interesada en tus necesidades entre las sábanas como antes? Si hay un grado de pereza asociado con el sexo, entonces seguro que le sigue el resentimiento. Aquí es donde la comunicación juega un papel importante. Suavemente dile a tu pareja que notas que no ha iniciado el sexo en un tiempo y dile cuánto extrañas ser literalmente barrido de tus pies. Tal vez quieras mencionar que extrañas como solían hacer cierto movimiento en la cama, y que te encantaría intentarlo de nuevo. Recuerda, todo esto se trata de querer sentirse deseado otra vez. Transmíteselo a tu pareja para evitar herir sentimientos y egos.

4. Compara tu vida sexual con la de los demás

Desde revistas y programas de televisión hasta películas y lo que se dice en tu chat de grupo de BFF, parece que todo el mundo tiene mucho sexo caliente y salvaje... excepto tú. Aunque es fácil compararse con otros, hacerlo no es efectivo ni saludable. La verdad es que el sexo vende y la gente lo elabora. O lo que puede funcionar para una pareja puede no funcionar para otra. No sabemos realmente lo que es verdad o no. Pero eso no es realmente importante, de todos modos. Es perjudicial comparar tu vida con la que se muestra en los medios o en Internet. Puede generar competencia, resentimiento y falta de autenticidad. Comprométase con lo que funciona para usted y su pareja porque eso es lo que más importa.

5. Ya no te sientes conectado emocionalmente

Mientras que el sexo puede ser sólo un acto físico, es crucial que una pareja se sienta emocionalmente conectada a través del sexo más a menudo que no. Si peleas o regañas mucho a tu pareja fuera del dormitorio, es probable que no te conectes tanto con tu pareja en el dormitorio. Encuentra el amor de nuevo en tu relación. Ve lo bueno de tu pareja, acurrúcate y sé cariñoso. Incluso pueden elegir embarcarse en un nuevo hobby juntos. Mejore su conexión que no esté ligada al sexo y encontrará esa chispa de nuevo en el dormitorio antes de lo que piensa.

Cuando estás en una relación a largo plazo, los problemas sexuales están destinados a surgir. Pero si se mantienen abiertos a la comunicación y se permiten ser íntimos y vulnerables con sus necesidades y deseos, pueden conectarse aún mejor que antes en la cama.

Etiquetas: 🔖 amor
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 0  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario