Cómo limpiar su anillo de diamantes

Cómo limpiar su anillo de diamantes

Tanto si se trata de un anillo de compromiso como de una alianza de boda, es imprescindible mantener el brillo de los diamantes en perfecto estado. Para asegurarse de que se mantenga en las mejores condiciones posibles, debe cuidarlo bien, lo que incluye una limpieza regular.

La limpieza de su anillo del diamante está sobre más que apenas mantener su mirada. Las joyas sucias pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias, que pueden causar irritación de la piel. Y aunque es poco probable que su diamante se dañe por el uso regular, los residuos diarios de jabones, lociones o alimentos pueden dañar la banda de metal precioso.

Aunque la limpieza profesional es una necesidad en la ocasión, usted deseará aprender cómo hacer el mantenimiento regular usted mismo en el país. Los profesionales recomiendan limpiar un anillo de diamantes al menos una vez a la semana por su cuenta. Afortunadamente, no es tan difícil y no requiere ninguna mezcla elegante o productos químicos ásperos. Un poco de jabón para platos y un cepillo de dientes de cerdas suaves es todo lo que necesita.

¿Con qué frecuencia debo limpiar mi anillo de diamantes?

Como se mencionó anteriormente, lo mejor es hacer una simple limpieza en casa al menos una vez a la semana, pero esto depende. Por supuesto, puede hacer una limpieza siempre que sienta que su anillo está perdiendo su brillo o que empiece a notar acumulación. Tu estilo de vida será un factor a tener en cuenta. Si llevas el anillo continuamente y realizas muchas actividades manuales o al aire libre, cocinas con regularidad o utilizas muchos productos para el cuidado de la piel en las manos, tu anillo acumulará suciedad y mugre rápidamente.

Incluso con un mantenimiento regular en casa, querrá llevar su anillo de diamantes a un profesional al menos una o dos veces al año. Esto es porque hay a menudo una acumulación apenas sensible de la suciedad y de la ruina entre la piedra y el montaje que es difícil de quitar en sus el propios.

Cómo limpiar un anillo de diamantes en casa

La manera mejor y más fácil de limpiar un anillo de diamantes requiere apenas algunos artículos básicos del hogar que usted tiene probablemente ya. Estos incluyen:

  • Jabón para platos u otro limpiador a base de jabón
  • Agua tibia, casi caliente
  • Un cepillo de dientes limpio y de cerdas suaves
  • Un paño de algodón o lino que no suelte pelusa
  • Una taza o cuenco

Estos son los pasos:

  1. Echa un chorro de limpiador con base de jabón en tu taza o cuenco, y llena el resto con agua tibia, casi caliente, y mezcla.
  2. Introduce el anillo en la mezcla y déjalo en remojo durante 20-40 minutos.
  3. Saca el anillo y utiliza el cepillo de dientes para frotarlo suavemente por todas partes.
  4. Una vez hecho esto, enjuague el anillo con agua tibia.
  5. Si la acumulación sigue siendo visible, repita el proceso con agua limpia.
  6. Una vez satisfecho, seque el anillo.
  7. Una vez seco, utilice un paño para pulir todo el anillo.

Sólo hay que tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, asegúrese de que el jabón que utilice no contenga humectantes, ya que éstos pueden dejar una película en el anillo que atenuará el brillo general, justo lo que está tratando de evitar. En segundo lugar, asegúrate de utilizar un cepillo de dientes nuevo y de cerdas suaves y resérvalo exclusivamente para la limpieza. Y en tercer lugar, no utilice toallas de papel para secar el anillo. Utiliza en su lugar un paño de algodón o lino 100%, ya que otros materiales pueden rayar ciertos metales. También puedes dejarlo secar al aire.

Si todavía no estás satisfecho con el aspecto de tu anillo después de un par de lavados, puedes dejarlo en remojo toda la noche en vodka sin sabor. Con una cantidad de un vaso de chupito bastará. Después, déjalo secar al aire.

Cómo NO limpiar un anillo de diamantes

Hay algunas cosas que usted debe evitar usar en su anillo del diamante. Más importantemente, evite los productos químicos ásperos tales como acetona, blanqueador, o cloro. Mientras que éstos pueden no dañar el diamante, pueden dañar el metal o cambiar su color. También es una mala idea utilizar limpiadores basados en polvo o abrasivos, como bicarbonato de sodio, pasta de dientes o exfoliantes, ya que pueden rayar la mayoría de los metales.

Además, el uso de limpiadores ultrasónicos también puede ser peligroso porque la vigorosa vibración puede hacer que las piedras se suelten. Aunque los profesionales suelen utilizarlos, el joyero suele comprobar la piedra antes y después de la limpieza para asegurarse de que no se produzca ningún daño durante el proceso.

Cuide su anillo

Incluso con limpiezas regulares, debe cuidar su anillo a diario para minimizar la cantidad de limpieza necesaria. Por ejemplo, quíteselo cuando lave los platos o asegúrese de llevar guantes. También es una buena idea quitárselo antes de usar lociones o cremas o al cocinar, ya que estos hábitos siempre dejan residuos tanto en las piedras como en los metales preciosos.

Además, si su anillo está en garantía o tiene un seguro especial, lea la póliza y compruebe si está obligado a acudir a las citas de mantenimiento periódicas. Y no se olvide de hacer que un profesional revise la pieza de vez en cuando. Con todos los consejos anteriores, su precioso anillo de diamantes debería permanecer en perfecto estado durante muchos, muchos años.

¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👀 26  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez


Agregar comentario
×
Wait 20 seconds...!!!