8 tareas de planificación de la boda para dar a su prometido

8 tareas de planificación de la boda para dar a su prometido

Si tienes una personalidad de tipo A (o simplemente estás demasiado ansiosa por hacer realidad la boda de tus sueños), es probable que quieras asumir tú sola todas las responsabilidades de la organización de la boda. Pero incluso si eres una organizadora de bodas profesional, ¡no es una buena idea! No sólo el proceso de planificación puede ser estresante, sino que además le estás quitando a tu prometido una experiencia única en la vida.

Al fin y al cabo, la boda es un día especial para los dos, así que lo mejor es que lo hagáis juntos. Olvídate del estereotipo de que el novio no quiere participar: todo el mundo tiene una idea de cómo quiere casarse. Y al compartir el momento, no sólo crearéis la boda perfecta, sino que, con un poco de suerte, estrecharéis lazos durante el proceso.

Aunque hay muchos aspectos de la organización de la boda en los que ambas partes deben dar su opinión, hay ciertas tareas que puedes confiar a tu prometido, sobre todo si tiene un don para algo concreto. Por ejemplo, si es el foodie de la familia, deja que se encargue del menú. Sin embargo, no pienses que le estás dando un cheque en blanco. Como en el matrimonio, planear la boda perfecta es cuestión de comunicación y compromiso. Piensa que sois un equipo.

En este sentido, veamos qué tareas puedes delegar en tu pareja. Te sorprenderás, pero muchas de estas tareas les gustarán de verdad.

1. Planificar los detalles de la luna de miel

Puesto que la luna de miel es el viaje de vuestras vidas, lo mejor es que la planifiquéis los dos. Sin embargo, muchas novias aventureras suelen dejarlo todo en manos de su prometido. Siempre y cuando sepas señalar algunos factores clave como el entorno, el tema, el alojamiento, las actividades, etc. (así como lo que definitivamente no tolerarás), probablemente puedas confiar en tu media naranja para rellenar los huecos.

2. Crear el menú del banquete

Si te estás preparando para casarte, tu prometido debería tener una buena idea de tus preferencias culinarias. Por lo tanto, es bastante seguro dejarle esta tarea a él. Por supuesto, deberías hablar con él si te apetece algún tipo de cocina o estilo de comida, y no te olvides de pensar en los invitados con restricciones dietéticas, pero el resto debería ser fácil de organizar para él.

3. Crear el menú del bar

Hacer de camarero es algo que casi cualquier novio disfrutará. De hecho, podría ser la tarea más divertida que les encargues. Y puesto que la organización de un menú de bebidas para una boda es relativamente sencillo, se sentirá más como entretenimiento que una tarea.

4. Realizar tareas administrativas al azar

Para los que tienen un prometido organizado, esto es pan comido. Hay muchas tareas administrativas de las que alguien tiene que ocuparse. Como mínimo, hay que solicitar la licencia de matrimonio. También puedes dejar que se encargue de asuntos logísticos, como reservar alojamiento para los invitados de fuera de la ciudad y concertar citas con los proveedores. Además, si saben de dinero, deberías ponerles a cargo de la contabilidad básica para que puedas hacer un seguimiento del presupuesto de la boda.

5. Recoger la holgura con los recados y tareas diarias

Por lo menos, pídele a tu prometido que te ayude en otras cosas, no sólo en la organización de la boda. Pídele que se encargue de más tareas domésticas, como limpiar o cocinar, especialmente los días en los que estés más ocupada. Estarán más que encantados de aliviar la carga mientras tú trabajas en el gran día.

6. Coordinar la música y el entretenimiento del banquete

El entretenimiento de la boda es otra de las cosas de las que la mayoría de los novios se encargarán encantados. Es una gran idea si tienen oído musical o son conocidos por ser el alma de la fiesta. Siéntete libre de involucrarte también, ya que la música debe ser algo que tanto tú como tu prometido disfrutéis, pero también algo con lo que todos los invitados puedan vibrar.

7. Elegir el traje de novio

Una vez que os hayáis puesto de acuerdo sobre el color y el estilo, deja que tu novio elija lo que quiere ponerse. Déjale también a él decidir cómo quiere que sea su cortejo nupcial. Dado que una boda es uno de los días más importantes de la vida de cualquier persona, puedes creer que querrán ir vestidos de punta en blanco.

8. Organizar el transporte

Tanto si se trata de su propio vehículo para la escapada como de organizar la logística para llevar a todo el mundo de la ceremonia a la recepción, es seguro que ésta es otra tarea a la que su prometido no dirá que no.

¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👀 5  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez


Agregar comentario
×
Wait 20 seconds...!!!