8 hábitos para un feliz primer año de matrimonio

8 hábitos para un feliz primer año de matrimonio
No hay un secreto para un matrimonio feliz, saludable y duradero, pero hay muchos hábitos que puedes adoptar y que te ayudarán a lograrlo. Desarrollar estos hábitos en el primer año de matrimonio, o incluso antes de casarse, sienta un buen precedente para su futura relación. Debido a que el primer año de matrimonio se considera uno de los más difíciles para muchas parejas, estos hábitos pueden ayudar a aliviar el estrés que puede encontrar al principio.
1. Calcule sus finanzas
El dinero es una de las principales causas de conflicto en las relaciones. No es de extrañar que a menudo también sea un jugador en el divorcio. Por lo tanto, es una buena idea calcular sus finanzas desde el principio. Empiece por establecer un presupuesto y luego trabaje desde allí.
2. Abre tu corazón
La honestidad y la comunicación son aspectos importantes en cualquier relación, pero especialmente en el matrimonio. Incluso si usted ya ha estado cohabitando antes de casarse, el primer año de vivir juntos como una pareja casada le traerá nuevos desafíos. Aunque no debe pelearse por cada detalle, debe mantener una línea de comunicación abierta en todo momento. Sea honesto sobre sus sentimientos. Es mucho más fácil arreglar las cosas desde el principio que retenerlas hasta que se conviertan en un problema mayor. Siempre y cuando usted se comunique de una manera respetuosa, su pareja querrá trabajar con usted para mantenerlo contento. Recuerda, esto va en ambos sentidos. Así que si su pareja se acerca a usted con un problema, sepa que tiene buenas intenciones. Actúe de la manera en que usted querría que ellos actuaran con usted.
3. Divide y conquista
Incluso si usted aspira a tener una sociedad igualitaria, las cosas no siempre pueden ser 50/50. A veces una persona tendrá que ocuparse de ciertos aspectos, mientras que la segunda persona tendrá que ocuparse de otros. No importa cómo elijas hacer las cosas, es importante que las cosas sean justas. Ninguno de los dos debe sentirse agobiado por las tareas domésticas o el cuidado de los niños. Tómese su tiempo para encontrar un arreglo que funcione para ambos. Y si, por ejemplo, ambos odian lavar la ropa, comprométanse a alternar el trabajo de lavandería cada dos semanas.
4. No seas negligente
Nunca dé a su pareja por sentado. No es cursi decir "Te quiero" todos los días o saludar a tu pareja con un beso cuando regresan a casa del trabajo. Empieza a hacer esto ahora y no dejes de hacerlo incluso después de años de estar juntos. Pequeños gestos como estos son recordatorios constantes del amor que compartes. Aunque puedan parecer menores o insignificantes, son muy importantes para un matrimonio duradero.

Del mismo modo, no te sueltes demasiado el pelo. El hecho de que estén casados no significa que tengan que dejar de "salir" entre ustedes. Asegúrese de programar regularmente tiempo para hacer algo divertido juntos, y siempre trate a su pareja de la misma manera en que la trató antes de su boda.
5. Aprende a luchar
Las peleas son inevitables. La buena noticia es que lo que no te mata te hace más fuerte. Tener peleas, en la mayoría de los casos, puede fortalecer su relación. El truco es asegurarse de que se peleen de manera justa y con respeto el uno por el otro. Si tiene una pelea, sepa cuándo comprometerse y cuándo disculparse. Siempre trate de ver el otro punto de vista, incluso si no está de acuerdo. Si se equivoca seriamente, no se limite a pedir disculpas, sino que haga un esfuerzo adicional para que su cónyuge sepa que lo dice en serio.

Y si la situación es al revés, aprende a perdonar y a no guardar rencor. Lo más importante es no mencionar una situación previa en una pelea futura. Todos cometemos errores en algún momento. Como pareja casada, usted debe reconocer cuando dejar ir. El aferrarse a la ira del pasado sólo le impedirá lidiar con el problema presente.
6. Establezca quiénes son ustedes como pareja
Una de las maneras de ayudar a construir la identidad de su pareja es encontrar actividades que disfruten juntos. Si aún no tienes muchos intereses en común, ¡encuentra algunos! Aunque ahora esté enamorado, es probable que esa sensación se desvanezca con el tiempo. Por esta razón, usted debe descubrir otras cosas para compartir, conectar y profundizar su vínculo.
7. Manténganse fieles a sí mismos
Ahora que estás casado, has comenzado una nueva familia, una que depende sólo de ti y de tu pareja. Mantener las opiniones de otros fuera de su matrimonio puede ser difícil si usted está enfrentando presión para actuar de cierta manera o seguir un camino específico. Casado o no, es probable que se le haya animado a seguir un cierto camino por parte de sus amigos, familiares o incluso por parte de los medios de comunicación social.

Después de casarse oficialmente, a los recién casados a menudo se les pregunta o se les anima a comprar una casa, tener hijos o seguir una determinada carrera. Muchas parejas toman decisiones que cambian la vida mucho antes de estar listas. A medida que comiencen a construir sus vidas, asegúrese de que usted y su pareja permanezcan fieles a lo que son. Aunque no deben aislarse del mundo, deben atenerse a sus principios en todo momento.
8. ...pero no te pierdas
Que estés casado no significa que no puedas o no debas tener vidas separadas. Puede ser tentador saltar a jugar a las casitas y pasar cada momento juntos, pero eso puede ser contraproducente. Es saludable tener tiempo para uno mismo, especialmente cuando se está aprendiendo a vivir juntos en armonía.

Si usted comparte cada instancia con su pareja, es probable que pierda su identidad personal. Con el tiempo, usted no será la misma persona de la que su cónyuge se enamoró, y eso puede dañar su relación. Pasar tiempo juntos es importante, pero también debe tener sus propios pasatiempos y su propio grupo de amigos. Hay una razón por la que dicen que la ausencia hace que el corazón se encariñe más.
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 3  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario