Porta anillos de musgo

Porta anillos de musgo
Después de que usted haya dejado caer un centavo en sus anillos de boda, la compra de un soporte para la ceremonia puede ser una de las últimas cosas que usted querrá hacer. Afortunadamente, dar a sus anillos un hogar no tiene que ser otro gran gasto de la boda. Una simple tapa de tarro de albañil puede ser transformada en un portavelas hecho a la medida del tema de su boda. El truco es cubrir completamente la tapa, vistiéndola con adornos y elementos rústicos. Incluso puede utilizar las sobras de proyectos anteriores, lo que hace que este bricolaje sea extremadamente económico. Presumir de tus anillos nunca ha sido tan fácil.

Suministros:


Pistola de cola caliente
Cordón de cáñamo (o cinta u otro cordón)
Musgo floral verde
Tapa de tarro de albañilería
Chatarra de tela
Tijeras
Cinta o adorno decorativo

El musgo está disponible en la sección floral de su tienda de artesanías local, pero usted puede tener la suerte de encontrarlo en la tienda de dólar. ¿En cuanto a la chatarra de tela? Use cualquier color y patrón que se adapte a su gusto y estilo. Los textiles naturales, como el algodón y el lino, son los que mejor funcionan en este proyecto.

Instrucciones:

Paso 1: Retire el disco plano de la llanta. Añada pegamento caliente al perímetro interior de la llanta. Para obtener mejores resultados, trabaje rápidamente antes de que el pegamento caliente se seque.

Paso 2: Coloque un segmento de tela en la parte superior de la llanta. Añadir una fina capa de cola caliente a la tela, siguiendo el perímetro circular.

Paso 3: Vuelva a colocar el disco plano. Presione firmemente para asegurar.

Paso 4: Recorte la tela alrededor de la tapa, dejando aproximadamente ½ inch. Este exceso de tela debe ser lo suficientemente ancho para cubrir el grosor de la tapa del frasco. Luego, corte las hendiduras a intervalos de aproximadamente ½-inch. Sin embargo, estos intervalos no tienen que ser exactos. El objetivo de este paso es crear múltiples "solapas" de tela que cubran el exterior de la tapa.

Paso 5: Doble la tela, cubriendo el perímetro exterior. Agregue un punto de pegamento caliente para asegurar cada "solapa".

Paso 6: Si es necesario, corte los bordes de la tela. Usted se quedará con una tapa de tarro de albañilería con un inserto cubierto de tela.

Paso 7: Recorte de pegamento caliente o cinta alrededor del perímetro. Esta es otra oportunidad para traer elementos, colores y estilos coordinados. Superponga los extremos y corte el exceso.

Paso 8: Corte una hebra de cordón de cáñamo de al menos 12 pulgadas de largo. Siempre puede recortarlo más tarde si es demasiado largo. (Si usted no es un fanático del cáñamo, también puede usar cinta de satén, hilo o cordones de ante. Una vez más, este componente proporciona otra oportunidad para enfatizar el estilo de su gran día.)

Paso 9: Doble el cordón de cáñamo por la mitad. Pegue en caliente el centro del cáñamo al centro de la tapa del tarro de albañilería. En este punto, el lado de la tela debe estar hacia abajo.

Paso 10: Pegue con pegamento caliente el musgo floral a lo largo de la parte interior de la tapa. Continúe añadiendo musgo hasta que la superficie esté completamente cubierta. Siéntase libre de agregar puntos de pegamento caliente para ayudar a asegurar los pedazos sueltos de musgo. Una vez que haya añadido suficiente musgo, su nueva creación estará lista para exhibir sus anillos de boda. Además, este portavelas también se puede utilizar como un simple expositor para el día posterior a la boda. Se dobla como pieza de decoración encantadora que representa uno de los mejores días de su vida.
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 4  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario