Cómo encontrar el equilibrio perfecto para su boda temática

Cómo encontrar el equilibrio perfecto para su boda temática
Así que estás planeando una boda temática. Has encontrado algo que te gusta tanto que quieres centrar tu gran día en ello. ¡Genial! Las bodas temáticas pueden ser increíblemente divertidas, o pueden ser un gran dolor de cabeza. "Pero," tal vez estés pensando, "esto será pan comido. Conozco mi tema por dentro y por fuera." Sin embargo, hay más en la planificación de una boda temática que saber el tema por dentro y por fuera. ¿Cómo te aseguras de que la diversión no supere el significado del día? ¿Cómo se logra el equilibrio perfecto? A algunas personas no les importa ir a por todas, desde el vestido hasta la comida, pero hay mucha gente que quiere encontrar un equilibrio más conservador para asegurarse de que su día no se sienta menospreciado. Quieren fusionar la ceremonia con el tema en un hermoso -digamos- matrimonio. Entonces, ¿dónde debe introducir esos toques temáticos para que el día brille realmente? No te preocupes y no te sientas abrumado todavía. Tenemos consejos y trucos que te ayudarán a enfrentarte al acto de equilibrismo.

¿Adónde va el tema?

Como fue dicho arriba, una boda temática puede ser simple si usted apenas toma buenas decisiones sobre dónde agregar el tema adentro. Por ejemplo, usted puede lograr un buen equilibrio al tener alimentos temáticos, por ejemplo, pero flores regulares; toques temáticos en la decoración, pero no en el atuendo temático. Esta es una buena manera de hacerlo si no está seguro de cuánto es demasiado y cuánto es demasiado poco.

Otra manera de conseguir una buena relación entre el tema y el no tema es tener un poco de tema en todo. Piensa en este escenario: vas a tener una boda de la Guerra de las Galaxias, pero en realidad no estás sintiendo un pastel completamente espaciado. Olvídate de los luchadores TIE y sólo tienes que tener una pareja wookiee en la cima - lindo y simple. De esta manera, todavía tienes un pastel temático, pero también es un pastel de boda tradicional. Son estas decisiones las que realmente pueden sacar lo mejor de ambos mundos. Juega con los diferentes elementos de tu boda y la cantidad de temas que cada uno recibe. Luego, mire el panorama general de vez en cuando para decidir si se ajusta a su visión.

¿Te estás volviendo loca por el tema?

Volverse loco por el tema es cuando tu boda se siente más como un homenaje a otra cosa, en lugar de tu amor como pareja. Algunas personas están tan metidas en su tema que no les importa tomar el asiento trasero un poco. Sin embargo, si quieres compartir el foco de atención, hay maneras de saber si te estás pasando un poco. Este es un buen lugar para empezar: la decoración. ¿Es el aspecto general de su boda abrumador? Digamos que vais a tener una boda de temática rústica en el campo y tenéis camuflaje en todas partes, y quiero decir en todas partes. Como tanto camuflaje, todo es invisible. Entonces puede que hayas ido demasiado lejos con la decoración temática.

Otra buena medida de un desequilibrio es el dinero. ¿Cuánto has gastado tratando de conseguir un tema? Si está gastando fuera del presupuesto para mantenerse al día, entonces es demasiado. Recuerde, planear bodas temáticas puede ser un proceso sin problemas si usted lo permite. Gastar más de la cuenta y exagerar es igual a no estar sin problemas y, francamente, estresante.

Los invitados también pueden sufrir de un tema exagerado. Usted sabe que se ha pasado cuando su tema comienza a tener más importancia que la comodidad de los huéspedes. Este tema ha sido tocado antes, y eso es porque la comodidad de los huéspedes es primordial. No sacrifique cosas como opciones de comida o sillas cómodas sólo para mantenerse dentro del tema. Baje el tono y ahorre a sus invitados un día largo y frustrante.

Todo se trata de ti

La última y más importante manera de saber si su tema se ha vuelto loco es usted, la pareja. El día de tu boda debería ser sobre ti. ¿Todavía se trata de su matrimonio o todo el evento se ha convertido en la fiesta de té del Sombrerero Loco? En última instancia, usted es lo que el día se trata, así que piense en su gran día desde la perspectiva de un invitado. ¿Su tema va a distraer de las partes realmente importantes? ¿Se sentirá el día como una boda? Se trata de crear tu experiencia ideal. Si quieres que los invitados te vean como el centro de atención, tienes que pensar en el día real y en cómo será. Al final, todos los adornos deben apuntar a la verdadera pieza central del día.

En conclusión

Los temas pueden ser divertidos, y usted puede tener una gran boda con un tema increíble. En general, a los huéspedes les gustan; le dan al día una especie de cohesión y añaden más diversión y capricho. Hay algunas maneras realmente hermosas en las que los invitados pueden interactuar con su tema, también. Mi primo tuvo una boda en la que todos se disfrazaron. Fue divertido para todos y no dominó el día, pero mejoró la experiencia! Los temas hacen que tu día sea memorable y si sigues estos consejos y sigues la línea de equilibrio, puedes crear un evento mágico para todos los involucrados.
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 0  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario