Una guía para ser el novio

Una guía para ser el novio
En muchos casos a menudo oímos que la novia se hace cargo de la boda. Ella toma las decisiones, involucra a sus amigas y familiares, y tiene una visión bastante clara para su día especial. Aunque esto puede ser común, no significa que el novio no pueda planear su propia boda o que su único trabajo sea llegar a tiempo. A muchos hombres les gusta participar en el proceso de planificación, y participar cuando y donde pueden. Y deberían hacerlo. Es su día especial, también!

Para cualquier hombre que se ha encontrado preguntándose qué hacer después de que su maravillosa esposa ha dicho que sí, aquí hay una guía sencilla para ser el novio.

Tome la iniciativa

Planificar una boda es mucho trabajo! Y aunque su futuro cónyuge podría actuar como si lo tuviera todo bajo control, no hace daño tomar alguna iniciativa. Demuéstreles que este día significa lo mismo para usted, haciéndose cargo cuando sea apropiado, antes incluso de que tengan que pedirlo. Lo último que quieres es un ataque de pánico porque están estresados y simplemente estabas esperando una señal.

Mostrar interés

Este es un día especial para los dos. A pesar de que muchas mujeres estereotipadas se entusiasman con la planificación de la boda, es importante que la planifiques junto con tu prometida. Esto significa que, como mínimo, debería mostrar algún interés en esta fase. Si quieren saber lo que piensas de las flores, haz lo mejor que puedas para dar una respuesta. Y si realmente no te importa, en lugar de decir que no te importa, sólo tienes que estar de acuerdo con sus planes.

Haga todo lo posible para asistir a todas las reuniones de proveedores. Esto demuestra en gran medida que estás interesado y que te importa, y tu prometida estará muy agradecida de tenerte allí para ayudar a tomar las decisiones.

Hable en voz alta

Asegúrese de compartir sus ideas y opiniones con su futura esposa. Hable sobre lo que le importa cuando se trata de su boda. Si bien es posible que no tenga preferencia por la decoración del lugar o el diseño de la invitación, es posible que le interese el menú, la lista de reproducción o el lugar.

Mucha gente realmente quiere la opinión de su futuro esposo. Hay tantas opciones y puede ser difícil tomar decisiones definitivas. Hablar de las cosas que son importantes para usted hará que sea mejor para todos.

Tomar decisiones juntos

Algunas cosas deberían ser planeadas juntas, como, por ejemplo, el primer baile. Este va a ser un momento especial, y la canción debe ser seleccionada en conjunto. Otras cosas que deben decidirse como pareja incluyen la fecha de la boda, el lugar, el presupuesto, los detalles de la ceremonia y la lista de invitados. Estas son las grandes cosas cuando se trata de planear una boda, y todo lo demás se centra alrededor de ellos.

Tome sus propias decisiones

Por supuesto, también hay cosas que usted necesita decidir por su cuenta. Para el novio, eso incluye elegir a sus padrinos y padrino. Mientras que usted necesita convenir en el número de gente que usted desea en el partido de la boda, que usted elige dependerá solamente de usted.

Usted también será responsable de lo que usted y sus padrinos vayan a usar. El estilo real puede depender del tema de la boda o de lo que el resto de la fiesta de la boda lleva puesto, pero usted será el encargado de llevarlos al sastre para que los mida y los ajuste. Hacer esto significa averiguar los horarios de todos y reservar las citas, y esa es su responsabilidad. Tu prometida ya tiene su lado del que preocuparse.

Una cosa más que obviamente es tu responsabilidad, la despedida de soltero. Si bien no planeará para usted mismo, probablemente querrá participar. Hágale saber a su padrino o madrina sus deseos (lo que usted quiere y lo que usted no quiere), y con suerte él los cumplirá.

Tenga los regalos listos

Es común que el novio agradezca a su padrino y a sus padrinos con un pequeño regalo. Muchos de los novios también eligen comprar un regalo para su cónyuge para abrir la mañana del día de la boda también. Asegúrese de tener estos regalos pensados y comprados con suficiente anticipación para que no tenga problemas en el último minuto.

Planificar la luna de miel

Planear una luna de miel es mucho más fácil que planear una boda. Muchas parejas eligen que el novio tome la iniciativa en este caso, pero usted puede pedirle a su prometida que se involucre. Sin embargo, sorprender a tu pareja puede darle un toque de romance extra, así que si estás preparado para el trabajo, ¡hazlo!

Estar presente

El día de la boda, es importante que estés presente en cada momento. Este es un día especial que debe ser significativo y memorable. Como tal, es mejor mantener la bebida al mínimo y conocer su límite.

Aunque debe tener su teléfono cerca para emergencias, no lo utilice en caso contrario. No se moleste con las redes sociales ni revise su correo electrónico hasta el día siguiente. El resto del mundo puede esperar.
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 4  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario