4 Problemas Comunes de la Boda de Otoño, Resueltos!

4 Problemas Comunes de la Boda de Otoño, Resueltos!
¿Están usted y su prometido considerando una boda de otoño? Si es así, ¡te espera un regalo muy especial! Los meses de otoño proporcionan un telón de fondo absolutamente hermoso para las bodas. Los beneficios de una boda de otoño son casi interminables, pero aquí hay algunos de los más notables:


La probabilidad de lluvia es menor durante el otoño que durante el verano y la primavera.
Un clima más fresco significa menos humedad, lo que será genial para todos; la novia y las damas de honor no tendrán que preocuparse tanto por el mantenimiento del cabello y el maquillaje, y el novio y los padrinos no se sobrecalentarán en sus trajes.
El otoño proporciona una impresionante paleta de colores, llena de ricos tonos otoñales que pueden ser utilizados con fines decorativos.
Septiembre y octubre huelen de maravilla! Nada es mejor que los crujientes olores otoñales de hojas caídas, manzanas, calabaza, canela y madera ardiente.
Es fácil incorporar frutas y verduras de temporada cultivadas localmente en platos sabrosos y decoraciones hermosas.
Las oportunidades de fotos serán abundantes, con un follaje precioso, hojas coloridas y puestas de sol impresionantes.

Mientras que hay numerosos beneficios al planear una boda de otoño, hay algunas trampas que usted y su prometido deben tener en cuenta. Afortunadamente, tomar medidas con anticipación puede disminuir significativamente el impacto de los problemas potenciales. Para asegurarse de que el día de su boda sea lo más perfecto posible, tenga en mente estos problemas comunes de la boda de otoño y cómo resolverlos.

1. Clima impredecible


El problema número uno que las parejas enfrentan cuando planean una boda de otoño es el clima. De hecho, cualquier persona que quiera una boda al aire libre debe ser consciente de que sus planes pueden ser frustrados por el clima impredecible. Mientras que el otoño es raramente un tiempo para tormentas de lluvia, puede llegar a ser bastante frío de repente. Dependiendo del lugar donde se vaya a atar el nudo, ¡podría empezar a nevar en octubre!

Desafortunadamente, no hay manera de cambiar el clima para satisfacer sus necesidades el día de su boda. Sin embargo, puede prepararse para posibles complicaciones climáticas. Empieza por investigar el área donde se llevará a cabo tu boda. Lea el historial de las condiciones climáticas alrededor de la fecha que ha establecido y ajústelo según sea necesario y posible.

Tampoco es una mala idea establecer un lugar de respaldo para su ceremonia y/o recepción. De esta manera, si el tiempo cambia para peor, usted puede proceder sin demasiada dificultad.

2. Temperaturas más frías de lo esperado


Como se mencionó anteriormente, es completamente posible que el clima frío golpee fuerte alrededor de su boda. Sin embargo, el clima frío no significa necesariamente mal tiempo. Es posible que todavía tenga esas hermosas fotos de las hojas que caen, ¡sólo se congelará mientras el fotógrafo las toma! Combate esto seleccionando ropa o accesorios apropiados "por si acaso".

Tú y tu pareja no serán los únicos que tengan frío. De hecho, un gran error que muchas parejas cometen es no mantener informados a sus familiares y amigos sobre las posibles condiciones climáticas. Se quedan tan preocupados por cómo les afectará el clima que olvidan que también afectará a sus huéspedes. Ayude a los invitados de su boda a evitar molestias manteniéndolos informados sobre las temperaturas potenciales a través de la página web de su boda.

Otras soluciones incluyen el suministro de mantas y calentadores de manos o el trabajo con el lugar de celebración para garantizar la disponibilidad de calefacción exterior. Incluir bebidas calientes además de cerveza y vino también es una gran idea, y sus invitados seguramente disfrutarán de una taza de chocolate caliente o sidra de manzana caliente.

3. Un atardecer temprano


No es raro que las parejas empiecen a planear su boda con un año o más de anticipación. Aunque esto es necesario, es fácil pasar por alto pequeños detalles, como la hora del atardecer. Las bodas de otoño son hermosas, ¡pero sólo si puedes verlas! Es importante recordar que al planear el horario del día de la boda, el sol se pone muy temprano en el otoño. Una ceremonia a primera hora de la tarde y una sesión de fotos después probablemente no funcionen.

4. Conflictos de horarios para los huéspedes


El otoño es en realidad un período bastante ocupado para muchas personas. Entre las vacaciones del Día del Trabajo, Halloween, Acción de Gracias, y la preparación para la temporada de vacaciones de invierno, la programación puede ser un poco apretada. La desafortunada verdad es que puede haber familia o amigos que simplemente no pueden escapar para el fin de semana de su boda de otoño.

Evitar los conflictos de programación puede ser difícil, especialmente porque usted no tiene el control de las responsabilidades personales y profesionales de todos. Sin embargo, hay un par de cosas que usted puede hacer para asegurarse de que tantos de sus seres queridos estén presentes como sea posible. Primero, siéntese y haga una lista de las personas a las que quiere regalar para su gran día. Luego, póngase en contacto con ellos personalmente antes de fijar la fecha oficial para verificar que están disponibles. Después de eso, envíe sus fechas para guardar lo antes posible.

Afortunadamente, ahora que está al tanto de los problemas potenciales, puede programar su evento de manera adecuada. Considere tener su ceremonia más temprano durante el día o, por lo menos, tomar sus fotos de antemano. Muchas parejas optan por sesiones fotográficas tempranas de todos modos, por lo que pueden unirse a la recepción rápidamente después de que la ceremonia haya concluido.
¿Fue útil este artículo?  👍 0   👎 0   👁 1  Clasificación:   Publicado por: 👩 Paula Rodriguez 


Agregar comentario